Gane Ventaja con Estos 7 Secretos que no enseñan en la universidad

El emprendimiento requiere un conjunto de habilidades que se puede aprender pero no enseñar. La experiencia es el mejor profesor.

El emprendimiento no es algo que te enseñen en la universidad.

Esto se debe a que los profesores generalmente se enfocan más

en la teoría que en la aplicación. Sin embargo, en el mundo real, la inteligencia callejera y la interacción personal son más valiosas que las hipotéticas.

Después de una breve experiencia con la educación superior, me di cuenta de que había un gran abismo entre el pensamiento académico y la aplicación en el mundo real. Para ser un emprendedor, debe comprender cómo funcionan las cosas en el mundo real. Aquí hay siete habilidades que no te enseñan en la universidad.

1. Experiencia y reflexión: mantenerse enfocado.

El negocio se trata de aprovechar sus puntos fuertes para superar sus debilidades. Sin embargo, no sabrá cuáles son sus puntos fuertes hasta que tome medidas. Aprende de tus experiencias y las experiencias de quienes te rodean. En este mundo de competencia, necesitas asimilar todo lo que sucede a tu alrededor y dedicar tiempo a reflexionar sobre esas experiencias. Una vez que haya aprendido cuáles son sus áreas de fortaleza, puede usar esas habilidades en ventas, negociaciones y en otros lugares.

El emprendimiento es un viaje. Si falla, pregúntese por qué y descubra cómo puede evitar el error en el futuro. Este es el rasgo distintivo de un emprendedor exitoso, y no se puede enseñar, solo se aprende. Para capitalizar desde el fracaso, primero debe estar en condiciones de fallar.

2. Motivación y ventaja: leer personas.

Para un hombre de negocios, la empatía es una parte clave para atraer a otras personas. Si está lanzando un producto o servicio, necesita hacer que los demás lo amen.

Todos tienen un conjunto único de deseos. Cuando interactúas con alguien, piensa en el escenario desde su perspectiva y explica cómo los beneficia y cumple sus deseos. Si puede leer a las personas y conocer sus deseos, puede presentar los beneficios que los ayudarán.

Ninguna clase de la universidad te enseña sobre los distintos tipos de personajes que conocerás o cómo leerlos. Sin embargo, esta es una de las cosas más importantes que puedes aprender. La inteligencia de la calle, o simplemente la capacidad de leer situaciones, le permiten alcanzar el éxito con lo que le dan.

Si puede identificar qué impulsa a una persona, tendrá una ventaja en las negociaciones. Mientras piensa en soluciones creativas, puede usar esta información para obtener un sí.

3. Ebb and flow – cronometrando.

Las grandes ideas desarrolladas por grandes equipos que ejecutan planes de negocios perfectos fallan todo el tiempo. La sociedad no está lista para algunas ideas; entonces, el tiempo es crítico. Por ejemplo, el ascenso de Facebook dependió de un aprovechamiento viral de los campus universitarios a través de direcciones de correo electrónico. De manera similar, si Elon Musk hubiera lanzado su auto eléctrico anteriormente, podría haber sido un desastre. Entendió que «ser ecológico» estaba de moda entre gente adinerada, y ofrecer una nueva opción que captara esa tendencia es lo que lo llevó a su éxito. Retrasar o identificar erróneamente el punto de entrada al mercado hubiera significado el fracaso.

Los profesores universitarios hablan sobre el tiempo en sus clases, pero tiene que estar ahí afuera, experimentando el flujo y reflujo de las mareas de negocios, para realmente atraparlo. Tratar de obtener el tiempo correcto sin experiencia en la vida real puede conducir al desastre.

4. Compromiso y creencia: seguir tu pasión.

Debes estar preparado para seguir tu pasión donde quiera que vaya. Nadie va a seguir a una persona que no cree en él o ella. Incluso en los momentos más difíciles, el emprendimiento requiere su compromiso y creencia. Necesitas creer en tus pasiones para que otros hagan lo mismo. Si carece de esa confianza, se derrumbará.

La pasión es algo que no se puede enseñar en un aula universitaria, aunque ciertamente puede surgir en un estudiante universitario. Una vez que descubras cuál es tu pasión, tómala con ambas manos e id a donde te lleve.

5. Percepción y realidad: controlando ambos.

Deja el acto rebelde. Preséntese de manera profesional y dejará una fuerte primera impresión. Si deja una mala primera impresión, puede perder una venta o un socio clave. No cambies quién eres, pero asegúrate de verte y actuar profesionalmente.

Hazle saber a la gente que puedes ejecutar tus declaraciones al parecer eficaz y maduro. Si parece seguro, eso se traducirá en confianza, que h es crucial en los negocios. Si las personas lo ven como alguien en quien no pueden confiar, la calidad de su producto o servicio no tendrá importancia. Tómese el tiempo para crear una persona presentable y desarrollar una actitud positiva.

Sé humano y sé tú mismo, solo asegúrate de minimizar tus malos hábitos y desarrollar tus buenas cualidades. Las personas que son demasiado casuales generalmente no tienen la oportunidad de dar un tono real, pero ser demasiado rígido también puede desanimar a la gente. El punto dulce está en algún punto intermedio, y no se puede enseñar en la universidad. Tendrás que experimentar con miradas y actitudes para encontrar el tuyo.

6. Riesgo y recompensa: atrevido.

Una vez que ha aprendido a creer en sí mismo y causar una gran impresión, y es capaz de leer a las personas, puede usar esas habilidades para obtener una ventaja para mantener el control. Todo lo que necesita hacer es aprovechar al máximo las oportunidades que se le presenten.

Tomar riesgos mientras sigue su pasión es la clave para convertirse en un emprendedor exitoso. Esta habilidad requiere una combinación de lectura de personas y tiempo, con un toque adicional de audacia. Sin embargo, esto es algo que no aprenderás en la universidad. Para tomar riesgos, debes estar en el mundo y vivir el momento, donde las consecuencias son reales.

7. Experiencia y pasión: encontrar el éxito.

Cada startup necesita una estrategia diferente, pero no hay un truco de magia para encontrarla. Internet, tutoriales, libros y artículos, todos pueden ayudar, pero es necesario desarrollar la intuición empresarial y aprender a combinarla con la inteligencia de la calle.

Tienes que tener el momento adecuado y saber leer personas. Debe trabajar para mejorarse a sí mismo mientras se mantiene en contacto con el mundo exterior y las tendencias de su industria. Tienes que seguir tu pasión y aprender a hacer un uso positivo de tus fallas.

Un título universitario puede ser útil, pero el sentido común mezclado con la inteligencia de la calle y la capacidad de comprender a las personas son las verdaderas claves del éxito. ¡No te enseñan esto en la universidad! Se adquiere al encontrar diferentes tipos de personas en diferentes entornos y aprender a leerlos correctamente.

Deja un comentario